La Covatilla a la cola en el ranking de días de esquí vendidos

Ciudadanos por Béjar y Comarca denuncia que este año la estación tampoco contará con el nuevo aparcamiento

REDACCIÓN I-BEJAR.COM - 20/11/2017

Una vez más, y van cinco, nos anuncian que el aparcamiento de La Covatilla no se va a ampliar este año, sino el que viene. Esta vez la justificación es que no ha habido tiempo para llevar a cabo los trámites y la adjudicación, ya veremos lo que nos cuenta el alcalde en primavera. De igual modo ha ocurrido con el “bike-park”, para el que se han tardado meses en recibir las maderas y lo mismo podemos decir del parque de nieve, que sigue como promesa pero del que no hay más proyecto que una declaración de intenciones. Habrá que esperar a las promesas del 19 y veremos si Béjar renueva sus votos con Alejo.

Al margen de anuncios y promesas, la realidad es que la estación de esquí languidece con lo puesto, sin que el ayuntamiento, después de varios años de gestión, haya realizado ninguna inversión o mejora en las instalaciones que “heredó” de Gecobesa. Esta situación se debe, entre otras razones, a la total falta de acuerdo (que ha derivado en largos procesos judiciales) con los anteriores gestores, que sí que llevaron a cabo inversiones millonarias, temporada tras temporada, para mejorar la oferta de la estación; lo cual se reflejaba en el incremento del número de esquiadores, que llegó hasta los 94.419 en 2009 (la cifra media de esquiadores por temporada en La Covatilla fue de 57.378 entre 2005 y 2010). La temporada pasada fueron 33.394.

Durante las últimas tres temporadas el descenso en el número de esquiadores es notorio, hasta tal punto que nuestra estación de esquí está a la cola de todas las de España y Portugal, tal y como se refleja en el informe publicado por la Asociación Española de Estaciones de Esquí:

Ranking estaciones por días de esquí vendidos temporada 2016-2017

1.- Sierra Nevada: 955.521
2.- Baqueira Beret: 808.120
3.- Formigal+Panticosa: 730.000
4.- Masella: 400.000  +30.000 esquí nocturno
5.- Cerler: 340.000
6.-.La Molina: 330.491
7.-.Candanchú: 240.000
8.-.Astún: 240.000
9.- Valdesquí: 170.000
10.- Boí Taull: 143.000
11.- Port Ainé: 111.290
12.- Valdelinares: 110.000
13.- San Isidro: 93.633
14.- Port del Comte: 88.000
15.- Javalambre: 75.000
16.- Espot: 68.410
17.- Vallter 2000: 59.308
18.- Navacerrada: 54.000
19.- Valdezcaray 50.863
20.- Serra da Estrela: 50.000
21.- Valgrande-Pajares: 41.001
22.- Vall de Nuria: 40.856
23.- Fuentes de Invierno: 39.317
24.- Leitariegos: 36.923
25.- Sierra de Béjar-La Covatilla: 33.394
26.- Tavascán: 9.600


La gestión de “ama de casa” de la que presume el Sr. Riñones, se limita a escatimar al máximo y se caracteriza por la total falta de solvencia técnica y transparencia, siendo el alcalde quien decide directamente en los procesos de contratación de personal directivo y técnico, suministros o mantenimiento, sin publicidad ni concurrencia pública, en contra de lo legalmente establecido. A falta de proyecto, La Covatilla es como la “finca” de D. Alejo, quien la administra según su mejor saber y entender.

Mientras se nos vende humo con aparcamientos y “bike parks”, que nunca acaban de llegar, la oferta de esquí no mejora ni se amplía y se queda más atrás en relación con la competencia. Como está comprobado, cada vez que la afluencia de esquiadores es superior a la normal, le crujen a la estación todas las bisagras y, a pesar del esfuerzo de la menguada plantilla, la insatisfacción es la tónica general entre los clientes (tal y como se refleja en las redes sociales). Si alguna vez se llega a ampliar el aparcamiento, más que resolver un problema se agravarán todos los demás que afectan a La Covatilla, principalmente el de la escasa capacidad de las instalaciones, en particular de los remontes.

Quizá alguien se acuerde del Proyecto de Ampliación de la Estación de la Estación de Esquí “Sierra de Béjar-La Covatilla” que aprobado por las Cortes de Castilla y León en 2007, cuenta con Declaración de Impacto Ambiental y recoge todas las actuaciones para multiplicar por cuatro el aforo de esquiadores con buen nivel de calidad en el servicio. Desde luego, D. Alejo no se acuerda, o no quiere acordarse. A lo mejor tampoco se acuerda de que la anterior gestora ya tenía la licencia para la ampliación del aparcamiento, puesto que dice que este trámite le impide el comienzo de las obras.

No sabemos si nuestro “alcalde-director de estación de esquí” tiene quien le aconseje sobre cuestiones técnicas, o si sólo se guía por una especie de intuición alpina. En todo caso, es preciso que se le explique el significado de conceptos como “desnivel acumulado”,  “momento de potencia acumulado” o “capacidad acumulada en esquiadores-hora”; que son los que verdaderamente definen la entidad de una estación de esquí y la sitúan como le corresponde en el mercado de la nieve. En todos esos conceptos, nuestra estación también está a la cola, pero ninguna de las actuaciones anunciadas por el alcalde (si es que algún día ven la luz) servirá para mejorarlos en lo más mínimo.

A punto de comenzar la cuarta temporada de gestión municipal, no hay constancia de que se hayan realizado las pruebas reglamentarias de carga y evacuación, a diferencia del resto de las estaciones, ¿Cuándo lo anunciará Alejo? La estación de esquí  sigue sin rumbo ni proyecto, gestionada desde el sillón de la alcaldía como si fuera una finca particular, pero con las armas de un ayuntamiento que hace competencia desleal a la iniciativa privada. Cuando dentro de unas semanas (esperemos) la nieve vista de blanco las laderas de la sierra, los esquiadores  volverán a encontrarse en La Covatilla lo mismo de todos los años, incluida la promesa de ampliación del aparcamiento para el año que viene.

CIUDADANOS POR BEJAR Y COMARCA